Objetivos a Largo Plazo

 
  • Garantizar el abastecimiento de agua potable a largo plazo y su distribución en la red, en la cantidad y calidad que establecen las normas en la materia, satisfaciendo las necesidades de los usuarios y la población en general, mediante la eficiente utilización de agua subterránea y superficial disponible.

 

  • Incrementar las coberturas de agua potable, alcantarillado y tratamiento, mediante un programa permanente de inversión en infraestructura, a fin de asegurar la disponibilidad de los servicios a toda la población y al desarrollo de las actividades productivas y los servicios.

 

 

  • Mejorar la atención a usuarios mediante la reestructuración y reingeniería del organismo, con la aplicación de políticas y la implementación de sistemas de calidad y la actualización continua de los procedimientos de trabajo.

 

  • Contribuir, en lo que al organismo corresponde, en la regulación del desarrollo urbano con criterios de sostenibilidad, ya que la demanda de agua irá en aumento debido al incremento demográfico y económico, lo que implica un aumento en la presión hídrica de la región.

 

 

 

  • Desarrollar acciones emergentes para mitigar los efectos de los fenómenos hidrometeorológicos que se presentan en forma recurrente en el Valle de San Luis Potosí, como sequías, incendios forestales, inundaciones o altas precipitaciones por lluvias, y garantizar la disponibilidad de agua para la población de acuerdo a sus necesidades.

 

  • Lograr la autosuficiencia financiera del organismo mediante el establecimiento de esquemas cuotas y tarifas, aplicando criterios técnicos, financieros y sociales, que permitan asegurar el acceso universal, ofrecer servicios de calidad, recuperar el costo del agua y subsidiar a la población de bajos ingresos.

 

  • Desarrollar programas que fomenten la cultura del agua, mediante la vinculación con los sectores público-urbano, agrícola e industrial, para lograr una mayor participación responsable en la gestión integral del agua y la sostenibilidad.

 

  • Mejorar el desempeño técnico, comercial y financiero del organismo, mediante la capacitación, especialización y certificación del personal en todos los niveles.

 

  • Contribuir al desarrollo de tecnologías sostenibles que permitan reducir el consumo de agua y su costo, lograr mayor eficiencia y menor gasto energético en la producción, con bajo impacto ambiental, mediante la vinculación con instituciones y centros de investigación.